Hostal Monita y 10 Hostel Urban 011

Para muchos viajeros las opciones de los hoteles lujosos queda totalmente descartada porque no quieren fríos espacios en donde pasar sus vacaciones o no sienten la necesidad de tener una mucama que limpie todos los días su habitación.

Estos aventureros, que quieren romper con lo tradicional, prefieren vivir la experiencia de compartir con personas desconocidas sus vivencias y, lograr así, un rico intercambio cultural. Para ellos, estas son algunas opciones de hospedaje en Buenos Aires:

Hostal Monita

Los anfitriones de este hostal se esmeran diariamente para lograr que sus visitantes se vayan del hostal con la experiencia única de haber dejado nuevos amigos. Para ellos, la idea no es que el huésped llegue al hostal únicamente para dormir, sino que organizan veladas grupales tales como comidas y parrillas compartidas, en la fabulosa terraza con vista a la ciudad. Es como estar de fiesta con la familia, pero en la ciudad de Buenos Aires.

El hostal está ubicado cerca de la histórica Plaza de Mayo y el emblemático Obelisco, a los cuales se puede llegar caminando o utilizando los servicios de transporte subterráneo o superficial.

10 Hostel Urban 011

Lo mejor de este hostal es su ubicación, ya que sin importar cuál es su principal interés por visitar Buenos Aires, a tan sólo unas pocas cuadras encontrará lo que busca. Este hostal está apenas a una cuadra de la calle Florida, la calle peatonal más buscada para quienes van de compras. Si su inspiración es conocer la Buenos Aires nocturna, a tan sólo 2 cuadras de distancia se encuentra con la Avenida Corrientes, repleta de vida gracias a sus cines, teatros, restaurantes y librerías que abren hasta que salga el sol.

El hostal ofrece habitaciones privadas con la opción de compartir o no el baño. En caso de ir en verano, debe reservar con tiempo, porque no todas las habitaciones cuentan con aire acondicionado.