Hostal Benita

Algunos hostales ofrecen a sus visitantes la oportunidad de vivir el pasado. Y es que en Buenos Aires, muchas de las construcciones realizadas durante la época de la colonia, todavía siguen en pie, lo que le da un aire especial a la ciudad que mezcla lo colonial con lo moderno. Algunas de esas antiguas construcciones fueron remodeladas por sus dueños para ofrecerlas como sitio de hospedaje a los turistas.

Hostal Benita

La construcción data de inicios del siglo XIX y fue esmeradamente renovada por sus dueños hace apenas algunos años. Se encuentra en el barrio de Recoleta y tan solo a unos 10 minutos a pie de Santa Fe, la avenida que reúne excelentes restaurantes, tiendas, librerías, bares y cafés. Adicionalmente, cuenta con una estación de subterráneo a tan sólo 5 minutos, aunque también la red de transporte superficial pasa por la zona.

El hostal ofrece habitaciones para dos personas, tanto con baño como televisión privada, y también ofrece camas dentro de un dormitorio que tiene 4 o 6 camas que podrá compartir con personas fuera de su núcleo familiar. Esta última opción también incluye el alquiler de un locker para guardar sus pertenencias, así como un enchufe para que pueda mantener la carga de su teléfono y continuar así navegando por internet, ya que toda la instalación cuenta con servicio gratuito de WiFi.

Las salas comunes incluyen la cocina, una terraza, el comedor y una sala de estar que dispone de televisión con Netflix, bebidas y música. Además, los posaderos ofrecen el préstamo de bicicletas, si el interés del huésped es pasear alrededor del hostal en un radio no mayor de 100 metros.

La tarifa por noche incluye el desayuno y si el huésped gusta hacer uso de la cocina tiene a disposición un supermercado para la compra de víveres durante las 24 horas del día.